Sergio Cobos es nuestro primer entrevistado, lo conocemos de España pero queríamos que iniciara ésta sección. ¿Por qué? él es una persona que está en un constante cuestionamiento de todo lo establecido. Esperemos que disfrutéis de la entrevista como nosotros lo hemos hecho…

¿Quién es Sergio Cobos?

¿Sabes que no puedo responder fácilmente a esa pregunta? Espero que al final de esta entrevista el lector se haga una ligera idea de “en qué estoy” más de “quién soy”. Además, si vamos a hablar de cambios será inevitable plantearse dilemas casi a diario, entre ellos “ser o no ser”.

Ya, pero te pido una breve carta de presentación para que el lector se sitúe, que tenga un punto de partida como referencia.

Digamos que ya he pasado los 40, siempre he vivido en Barcelona y soy de naturaleza reflexiva, me siento cómodo en el mundo de las ideas. Son algunas de mis pocas certezas.¡Ah!, no tengo pareja, es decir no estoy en ninguna relación sentimental y tampoco tengo hijos,… Resumiendo no he construido, ni estoy en la construcción, de lazos afectivos “perdurables”. ¡Si todos siguieran mi forma de vida acabaríamos con la humanidad en 50 años! No, no te preocupes, no es el cambio en el que estoy.

¿En qué cambio estás?

mmmm…. No es un cambio buscado, es un cambio encontrado. Yo que siempre he invertido tiempo y esfuerzo en buscar “mi camino” llegué a este cambio tras la pausa. Mi cerebro iba a mil por hora y se me ocurrió probar el yoga y la meditación. Me hice el regalo de sesiones de 1 hora y media, 2 veces por semana, y me funcionó eso del “aquí y ahora”. Descubrí que tenía a mano un espacio donde descansar de todas las idas y vueltas al pasado y futuro que hago a diario. Siempre que quisiera podría disponer de la ocasión de estar en equilibrio, conectar con mi interior y desconectar del ruido exterior. Sí, fuera hay conocimiento, mucho que aprender, diferentes puntos de vista y opiniones respetables; sí, creo que sí, pero de lo que estoy seguro, de lo que tengo certeza es que hemos montado y entre todos sostenemos un gran escenario, un gran teatro, una gran parodia totalmente contraria a lo que es conveniente para todos.

Esa es la gran incoherencia, estamos y construimos una sociedad que no nos conviene, por ese motivo nos falta entusiasmo y alegría. Una gran mentira, sostenida y construida civilización tras civilización, cultura tras cultura, religión tras religión, sociedad tras sociedad y que no es nada conveniente para el ser humano, ni para el resto de especies animales, ni para la naturaleza en su conjunto.

En el mundo empresarial se utilizar una expresión para referirse a las circunstancias que llevan a una compañía plantearse un cambio estratégico : “Cuando los árboles no te dejan ver el bosque”. Tal y como estamos programados, después de leer la anterior reflexión ponemos el foco en interpretar la metáfora del bosque y los árboles, pero si abordamos un proceso de desintegración, de desconexión, de desprogramación, de desaprendizaje, nos parecerá evidente que conceptos como “negocio”, “compañía”, “estrategia” no son más que mentiras  absurdas, y prestaríamos más atención a bosques, árboles y raíces. Las certezas forman parte de la sabiduría que se encuentra en lo más profundo del ser humano que es propiamente lo único que somos.

Ése es el cambio en el que estoy : desintegrarme para conectar con esa sabiduría radical, de raíz. No sé cuántas vidas necesitaría para completar ese cambio, ni siquiera si es posible completarlo, ¡es tanto el ruido!.

Me conformo con estar en el camino, en el proceso, vivir con esta tranquilidad, y si descubro una nueva certeza abrazarla con entusiasmo.

Tras lo que explicas, en síntesis, estamos hablando de un cambio de visión, de punto de vista, de marco de referencia. Esperanzador como idea pero en lo concreto, en la práctica ¿alguna certeza que hayas incorporado a tu día a día y quieras compartir?

Sí claro, un ejemplo concreto : el 24 de junio del 2012 descubrí que aunque toda mi vida, diariamente, me había comportado como un especista realmente no lo era.  No lo era, nunca lo fui y por supuesto no lo soy en la actualidad. Me pregunté : “Si siento respeto por el resto de especies animales, ¿por qué sostengo con mi consumo las industrias que utilizan animales como meros recursos productivos? En ese momento decidí que no volvería a comer carne, ni consumir productos derivados de animales.

¿Quieres decir que hiciste la transición al veganismo de un día para otro?

La decisión fue inmediata. Una vez experimentas el “click” y te das cuenta que depende solo de ti tomar esa decisión, no hay motivo para demorarlo en el tiempo. En la práctica tardé unos pocos días hasta que fui a la consulta de un nutricionista que me planificó la base de una alimentación vegana.

Tras la decisión, ¿cómo cambió tu vida? ¿tu relación con los demás? ¿has tenido alguna vez la tentación de renunciar a ese cambio?

La reacción normal de los humanos cuando alguien les muestra una realidad diferente a la que están acostumbrados es atacar, es un mecanismo de defensa de sus creencias, de sus hábitos, de su verdad. Si me presento a alguien como vegano, la persona siente que le estoy insultando, que pienso que es un especista y que no tiene ninguna compasión por los animales.

En muchas ocasiones la persona reacciona armándose de argumentos para defender su postura y volver a sentirse cómoda en ella. Es esperanzador, ver cuantos antiespecistas hay que aún no han dado el paso de reconocerse como tales y realizar el cambio. Poco a poco.

A veces me dicen que tiene mérito eso de ir contracorriente. Somos 7.000 millones de humanos y consumimos anualmente 90.000 millones de seres sintientes cuya voluntad vital es muy diferente a ser producidos, explotados y sacrificados. Tengo muy claro que estoy del lado de la mayoría sensible (y sensata) y de que mi forma de actuar es la más conveniente para todos.

Tras tu experiencia, ¿qué consejo le darías a una persona que se esté planteando un cambio vital?

Le daría una herramienta y que la aplique en su caso concreto a ver cómo responde.

Le diría que “viva con la certeza de que no tiene nada pero con la ilusión de que todo es posible”. Quizás aún no se maneje bien con el ser, el estar, el tener, quizás viva más miedos que ilusiones, quizás no le sirva para abordar el cambio ahora, pero el resultado puede ser diferente en un futuro. Mi consejo es que conserve la herramienta y la mejore, se la haga suya.

¿Qué te parece nuestro proyecto?

¡Revolucionario! Pedaleando a 30 revoluciones por minuto, ¡la cantidad de cambios que podréis sumar!, y os parecerá un paseo.

Hablando en serio, me parece un proyecto útil desde el primer instante, abierto y que ha nacido para sumar. Estaré encantado de seguiros y ver cómo se desarrolla. Un proyecto tan generoso se merece una campaña de crowdfunding para financiaros una parte – “quid pro quo”. Seguro que ya lo habréis pensado.

¿A quién te gustaría ver entrevistado por aquí?

A un emisario de la organización “Trabajo es cáncer”, organización que si no existe se debería crear. El trabajo tiene que ser el próximo mito en caer. Hace mucho tiempo que el concepto trabajo ya no es sinónimo de producción de una utilidad, de un bien para la comunidad.  Es más un elemento de control global, un generador de frustación, desesperación, empobrecimiento, … oscuridad. A ver si lo encontráis en el próximo cruce de caminos, él nos explicará más.

¿Nos recomiendas un libro sobre veganismo?

Seguro que, como de cualquier tema, hay buenos libros al respecto. En mi caso particular no he leído ninguno. En cambio os recomendaré un par de documentos audiovisuales inspiradores al cambio :

Gary Yourofsky’s speech. Si queréis conocer más de Gary, visitad su web: www.adaptt.org.

Documental “Earthlings”. Documental básico para entender las prácticas especistas.

Para finalizar, queremos ponerle banda sonora a nuestro proyecto, ¿alguna aportación?

Sí, os daré dos: One time to many de Phoenix para los días amables que os dé la sensación que estáis pedaleando en bajada, y Guadeloupe de Roll The Dice cuando las dudas os reclamen inspiración para dar el próximo paso.


Si te gusta nuestro proyecto puedes suscribirte al newsletter o seguirnos en Facebook, así serás el primero en recibir las novedades.