No directividad

Gracias a conocer el proyecto de educación Pestalozzi, llegó por primera vez en mi vida la palabra no-directividad.
La no-directividad es la máxima del respeto, es dejar al otro que se pueda desarrollar sin ningún tipo de condicionamiento. Es confiar en la otra persona y entender que lo que está sucediendo forma parte de su aprendizaje, es respetar los ritmos de los demás, es facilitar que el otro pueda crecer en libertad.

Para mi éste es el reto más importante, es el cambio que más me va a costar y sé que fallaré muchas veces por el camino, pero entiendo que por la dificultad es el que más beneficios me puede reportar a mi y sobretodo a los demás.

Como lo voy a hacer?

Aquí voy a aplicar una técnica que aprendí hace poco leyendo un post sobre cambios de hábitos. La técnica propuesta es más vieja que el andar. Se trata del condicionamiento. Tengo aún mis dudas éticas sobre ello, pero como lo voy a aplicar a mi mismo creo que puede tener éxito. Me voy a dar 3 meses para ver si realmente produce algún cambio en mi o no. La idea es que cada vez que cometa un acto directivo tenga una penalización, en este caso será 1€. La recaudación  la destinaré a algún proyecto social o a una persona que realmente lo necesite.

Deporte 4 días a la semana

Ahora debes estar pensando, otro más que se quiere poner «cachas», pero no va de eso. Va de Salud. Desde que comenzamos a introducir cambios en la alimentación y pasar a una más con muchas más frutas y verduras, entendí que hacer deporte me ayudaba a dar el equilibrio necesario.

Tengo un cuerpo débil, con el reto de hacer de hacer deporte espero que a poco a poco se vaya fortaleciendo para que pueda disfrutar del día a día, así como que este preparado para cualquier nueva aventura que nos planteemos.

Como lo voy a hacer?

Pues me he buscado la excusa perfecta, ¡viajar en bicicleta! Con eso tengo garantizado el 50% de mi reto y cuerpo. Ahora sólo hace falta pensar como ejercitaré el tren superior, pero eso, será otro capítulo.


Bye, bye Computer

That’s imposible! Evidentemente no puedo abandonar el ordenador, pero si que puedo moderarlo. Este año va a ser especial porque vamos a estar bastantes horas encima de la bicicleta,  a la vez  vamos a compaginarlo con nuestra vida de nómadas digitales. ¡Si, tenemos que trabajar! La cuestión es cómo.  Hasta ahora habíamos optado por parar y trabajar jornadas de 12h, esto se va acabar. Somos dueños de nuestro tiempo, así que quiero volver a las jornadas de máximo 8h e intercalar el deporte entremedio.

Como lo voy a hacer?

Aquí voy hacer una combinación de dos técnicas: Time Out y el Control de seguimiento
Usaré el programa Time Out, que me bloquea el ordenador y no deja trabajar.
Y por último haré una hoja de seguimiento en el que marcaré mis logros. La idea es reforzar lo conseguido para motivarse a seguir haciéndolo!

Y estas son mis propuestas de cambios, iré escribiendo como van avanzando las cosas para ir explicando como van funcionando las diferentes técnicas y como me voy sintiendo…


Si te gusta nuestro proyecto puedes suscribirte al newsletter o seguirnos en Facebook, así serás el primero en recibir las novedades.